28 de noviembre de 2012

Desintoxicación MODO ON

Publicado por telmonollega 11 comentarios Enlaces a esta entrada
Fuera ácido fólico
Fuera foros de embarazo
Fuera amigos con bebés
Fuera anuncios de pañales y leches de crecimiento
Fuera revistas de decoración infantil
Fuera estrés
Fuera control de ovulación
Fuera tiendas de ropa infantil
Fuera peluches
Fuera pensar en embarazo
Fuera internet



Proceso de desintoxicación en modo ON
PD: (esta lista está incompleta, podéis ir añadiendo todos los items de los que os queráis librar)

26 de noviembre de 2012

Fuera el ácido fólico

Publicado por telmonollega 14 comentarios Enlaces a esta entrada


Estoy harta de tomar ácido fólico. Por eso, he decidido dejarlo. No voy a tomar más ácido fólico. Estoy saturada y más que saturada, estoy hasta las narices de comprar cada mes mi cajita de 'Acfol' y de terminarla con el mismo resultado de cuando la empecé. De verla allí amenazante, encima del armario. Yo creo que me mira desafiante. Pensaréis que estoy loca (bueno un poco ida, puede ser) pero de verdad que esa pequeña cajita blanca con rayas verdes y un contador de pastillas me recuerda cada mes que mi búsqueda está siendo infructuosa. Así que, ¡fuera cajita!. Al principio me daba miedo dejarlo, pero a medida que han ido pasando meses y más meses, comprar la dichosa caja es más un síntoma del fracaso que la satisfacción de estar preparando una búsqueda. Además, debo tener en mi cuerpo tal índice de ácido fólico que sería capaz de engendrar decenas de bebes sin ningún tipo de defecto en el tubo neural.

Si algún día consigo quedarme embarazada, retomaré las tomas, pero hasta entonces nada de suplementos vitamínicos, ni pastillas que me recuerden el calvario por el que estoy pasando.

22 de noviembre de 2012

Yo creo que no me entiende

Publicado por telmonollega 11 comentarios Enlaces a esta entrada
He llegado a una conclusión: mi chico no me entiende. Cada día estoy más segura de que cree que soy una loca histérica, sin remedio, ni solución. Una especie de bicho raro, irascible, incorformista y gruñón. Una suerte de novia a la que hay que aguantar porque tiene las hormonas revolucionadas dos o tres veces al mes, es una caprisosa y se complica la vida  sin motivo aparente. Me siento sola en esto día sí y día también. Tanto que estoy pensando en tirar la toalla. Estoy cansada de llevar yo sola el carro. Me he cargado con una mochila que está a rebosar de piedras, no cabe una más. Y ya no puedo con ella. Estoy a puntito de tirarla al mar. Estoy harta de ser yo la que lloro cada mes, cuando me viene la regla. De verme cada día más fea en espejo, porque esta angustia me está matando. De llevar año y medio viendo pasar el tiempo esperando a que algún día llegue el positivo. De no tener nadie a quien confesarle mis miedos, mi prisa, mis dudas, mis deseos, mi mala suerte, mi decepción, mi indecisión. No se, creo que estoy llegando a un punto de no retorno. Estoy muy cansada.

20 de noviembre de 2012

Un poco más de mi

Publicado por telmonollega 4 comentarios

Esto de los blogs a veces puede parecer un poco impersonal. Por eso, he decidido hacer una especie de cuestionario para tratar de darme a conocer un poco más. Ahí va, espero que os guste:

Color de ojos: marrón (bueno cuando era más jovencita y me gustaba presumir más eran color miel y sí que es verdad que, cuando reflejan el sol, son de ese color)

Signo del zodiaco: soy una aries de raza, con todo lo bueno y malo que eso conlleva.
Color de pelo: rubio ceniza (con mechas, of course)
Largo o corto: depende de lo que me apetezca, lo he llevado corto, corto y muy, muy largo.
Estatura: 175 centímetros.
Estás enamorada: por supesto.
Diestra o zurda: diestra.
Mascota: me encantan los gatos, son mi debilidad, cuanto más pelo tienen más me gustan.
Playa o Montaña: playa o montaña, la cosa es estar en contacto con la naturaleza.
Ciudad preferida: me encantan Roma y Londres.
Cerveza o vino: cerveza, no se apreciar el vino, por muy bueno que sea.
El vaso mitad lleno o mitad vacío: intento que sea medio lleno, pero no siempre lo consigo.
Color de ropa interior favorita: si es negra, mejor.
Número de calzado: 39.
Número favorito: no tengo ningún número favorito, soy así de simple.
Flor: mato por una orquídea y si es blanca.....
Color favorito: me encanta el rojo, sienta tan bien a las rubias...
Primeras vacaciones: Italia, bella Italia.
Primer concierto: no me acuerdo, tengo tan mala memoria.
Primer amor: creo que fue Alejandro Sanz, que me tenía loquita de todo.
Estilo de música: escucho de todo.
Una canción: Corazón partido.
Un libro: El perfume.
Película favorita: Con faldas y a lo loco.
Carne o pescado: como de todo, pero si hay que elegir, prefiero un buen pescadito fresco, el que sea.
Dulce o Salado: soy más de dulce.
Lugar preferido: mi sofá.
Conformista o inconformista: inconformista por convicción.
Eres cariñosa: no demasiado, debería ser más.
Ciudad para vivir: la mía.
Programa de la tele favorito: no veo mucho la tele, y no es un topicazo, es verdad, no tengo tiempo.
Comida que odies: ninguna.
Quien es la última persona a la que has llamado: mi madre.
Te han destrozado alguna vez el corazón: si, claro, como a casi todo el mundo.
Eres enamoradiza: no.
Mejor cita: el tiempo pone a todo el mundo en su sitio, sólo hay que tener paciencia.
Labios u ojos: ojos, la mirada dice mucho sin utilizar las palabras.
Abrazos o besos: abrazos y besos, porqué elegir.
Crees en el amor a primera vista: no, soy así de poco romántica.
Si te tocase la lotería: dejaría de trabajar, ipso facto, y a vivir que son dos días.
Qué cambiarías de tu vida: estoy contenta con mi vida, sólo me falta una cosita para rematarla.
Lo primero que piensas cuando despiertas: me quedaría dos horas más.....
Si pudieras ser otra persona: me gusta ser quien soy.
Una palabra que te encante decir: calamardoooooo.
Un hobby: el deporte.
Como te ves en el futuro: no pienso mucho en el futuro.
Que le dirías a alguien y no te atreves: tantas cosas.....

19 de noviembre de 2012

Mi amiga virtual

Publicado por telmonollega 2 comentarios
Cuando empecé con todo esto, me lancé desbocada a buscar todo tipo de información en la red. Recorrí decenas de páginas, foros, blogs, todo con tal de encontrar un poco de consuelo, un poco de apoyo, alguna que otra respuesta y, sobre todo, autoconvencerme de que ésto acabaría saliendo bien. En ello estoy aún. Pero, inmersa en esa vorágine de información dí con un foro en el que desde el primer momento me sentí muy arropada. Un pequeño microcosmos virtual en el que había chicas que estaban pasando, o ya habían  pasado, por lo mismo que yo, y que estaban prestas a ayudarme en todo lo que estuviera en sus manos. Por proximidad física y por acogimiento, decidí de inmediato que "ese" era también mi foro, mi sitio de referencia, mi oráculo particular. 

Y, he de decir, sin temor a equivocarme, que, en ese mismo sitio, conocí a una persona maravillosa. Comprensiva, solidaria, generosa, atenta, con su puntito de carácter y, sobre todo, buena persona. Una amiga virtual, porque ya la considero mi amiga, con la que hablo más que con algunas de las de toda la vida. Cada día espero con ansia sus mensajes. Cada renglón me siento más acompañada. Puede parecer que esta amistad es un poco efervescente y que, quizás, la incomunicación sobre este tema con el resto del planeta físico, pueda inducir a equívocos y esto sea una especie de "gran hermano" en el que se confunden situaciones, sentimientos y personas. Pero no, estoy convencida de que esta persona es real, y lo que siento hacia ella, aún sin casi conocerla, también es real. Imbuida en pleno proceso de hormonas, tratamientos y decepciones, sé que lo está pasando mal. Por eso, este post es mi pequeño homenaje a una luchadora. Pagarci, gracias por aparecer en mi vida. Espero poder ayudarte en la misma medida que lo has hecho tú durante todos estos meses. Cuenta conmigo.El final de este duro camino va a tener una gran recompensa, te lo prometo.


15 de noviembre de 2012

Y nosotros sin regalo

Publicado por telmonollega 2 comentarios
Se acerca la Navidad y nosotros sin regalo. De vez en cuanto, me siento atraida por esos escaparates repletos de bolas de colores y papa noeles, a cada cual más sofisticado. Siempre me ha llamado poderosamente la atención como ha evolucionado la decoración navideña estos últimos años. Atrás quedaron los tradicionales, y porqué no decirlo un poco anacrónicos, belenes, con su musgito, sus pastorcitos, su virgencita. No se si tendrá algo que ver el creciente laicismo, pero los adornos más abstractos se han abierto paso y cada año se superan. Pero yo, este año, no tengo ganas de fiestas. Yo, de por sí, no soy mucho de celebraciones predeterminadas y enlatadas, pero si hubiera una cosita en nuestras vidas, todo sería diferente. Los niñ@s se pirran por las luces, los colores, la purpurina.... y que mejor excusa que un niñ@ en casa, para entregarse de lleno a comprar de forma compulsiva todo tipo de cachivaches que recuerden que estamos en Navidad.

Algunos pueden pensar que esto es fustigarse de forma innecesaria, pero más bien creo que es una especie de purga, un duelo encubierto, una frustración mal canalizada, no sé. Lo que está claro, es que, este año, hemos acordado, ambos dos, no celebrar la Navidad.

14 de noviembre de 2012

Y tú ¿para cuándo?

Publicado por telmonollega 2 comentarios
Hoy ha vuelto a ocurrir. Además, sin esperarlo. Yo no se si la gente es imprudente, temeraria, metomentodo o simplemente "tocapelotas", pero ya estoy muy harta de escuchar la frase del siglo: y tú ¿para cuándo?. He pensado que voy a empezar a contabilizar el número de veces que la gente pronuncia esa frase, la frasecita de las narices. Y es más, voy a empezar a decir "yo no puedo tener hijos, soy estéril" a ver qué cara se les queda a los interfectos cuando reciban una respuesta que no esperan. Caben varias posibilidades. Una es que se pongan más rojos que un semáforo y nunca más se vuelvan a meter donde no les llaman, porque hasta donde yo sé, la maternidad es una opción, nunca una obligación. La otra posibilidad es que se alegren del mal ajeno, si, como lo oyes, hay mucha gente que se alegra de que a los demás les salgan las cosas mal o regular (peor para ellos, porque debe ser un sufriento estar todo el día pendiente de si al de al lado le va peor que a mi, qué desgaste, ¿por Dios!). La otra opción es la del cotilla, que no contento con lo espetado, todavía siga indagando los motivos de tan abrupta respuesta. Y ¿eso?

Desde luego, la que más me convence es la primera y me encantaría tener el valor de decirle a todo el mundo que sí, que no tengo hijos aún, porque tengo problemas reproductivos. Pero, la presión me puede, lo reconozco. Es un tema tan íntimo, tan personal, tan doloroso, que sólo pensar que pueda ser utilizado contra mi o que esté en boca de unos y de otros, me entran escalofríos. 

Así que, además de contar el número de veces que oigo (porque ya no pienso escucharla, está decidido) la dichosa frasecita, pondré cara de circunstancias y con la mejor de mis sonrisas diré: "yo estoy muy bien así, no quiero complicarme la vida"


12 de noviembre de 2012

Hoy le quiero un poco más, si cabe

Publicado por telmonollega 2 comentarios

Hoy, realmente, he sentido su presencia. El que esté a mi lado en estos momentos, me da ánimo. Era la primera vez que acudía conmigo a la consulta de reproducción y eso me llena de alegría. Si, es un poco contradictorio, ir a un sitio así, alegre. Pero es que, cómo se ven las cosas cuando una está acompañada. Tienen otro color, otro matiz, incluso otra dimensión. Las preocupaciones, las angustias y los agobios se dividen entre dos y ¡cuánto vale eso, madre! Hoy, me siento orgullosa de mi pareja, de su compañía. Aunque ya nos hemos hecho las primeras pruebas, cada uno por su lado. El trabajo y otros quehaceres no nos han permitido ir juntos. Hoy, él ha hecho un gran esfuerzo, que yo valoro mucho más que el regalo más maravilloso. Gracias por lo de hoy, mi pocholy. Te quiero.

Y llegan los primeros pinchazos

Publicado por telmonollega 0 comentarios



Después de ocho largos meses de espera, la primera consulta no duró más de 10 minutos. Un poco decepcionante, pero bueno, así es el protocolo y, como tal, hay que respetar. En esa cita, una enfermera te hace una ficha exhaustiva con los datos vitales básicos, historial médico, un recorrido por los antecedentes familiares, tratamientos recibidos y hábitos sexuales, entre otros. Te mide y pesa y te manda ya las primeras pruebas. Dos pruebas de sangre, una al comienzo del ciclo menstrual, entre los días 2 y 5 del ciclo, la otra al final, entre el 23 y 25. Al chico, análisis de sangre y espermiograma.

Ahora comienza lo realmente duro, me río yo de la espera.

El primer análisis de sangre es para descartar la existencia de cualquier enfermedad de transmisión sexual y, al tiempo, medir los niveles hormonales. El día que vas al vampiro, te extraen cinco tubos de sangre, sí cinco, he dicho bien. Las mujeres somos complejas hasta en esto. Nuestras hormonas cumplen diferentes funciones en cada momento del ciclo menstrual. Por eso, el primer análisis hay que realizarlo entre el día 2 y el día 5 de ciclo, contados a partir del día que empiezas a manchar. El segundo análisis se realiza entre los días 23 y 25 de ciclo. En ellos, se miden, al menos, tres grupos de hormonas. Un primer grupo son las llamadas del eje hipotálamo-hipófisis-ovario, que son las que regulan el ciclo menstrual, y estas son la FSH u hormona folículoestimulante, LH u hormona luteinizante y estradiol. Mientras el estradiol evalúa la cantidad de estrógenos presente en el organismo, ya que demasiado estrógeno podría afectar negativamente a la calidad de los óvulos, la hormona folículo estimulante (FSH) y la hormona luteinizante (LH), si están por encima de unos determinados valores indican problemas en los ovarios (fallo ovárico primario). Bajos niveles de HL y de FSH indican desorden o trastorno en la glándula pituitaria o en el hipotálamo, causantes también de problemas de infertilidad. Un segundo grupo son las hormonas tiroideas, que regulan la función de la glándula tiroidea y que son importantes para la correcta evolución de la gestación. Entre ellas, se analizan, sobre todo la TSH u hormona estimuladora del tiroides, y la T3/T4. Por último, es imprescindible un estudio de la prolactina (PRL), la hormona que regula varias funciones endocrinas en el cuerpo, sobre todo la producción de leche materna, pero también puede influir en el ciclo menstrual. 

Unos niveles adecuados de estas hormonas indican que los ovarios realizan su función correctamente, o lo que es lo mismo y en cristiano, que no están viejos ni agotados para producir óvulos.

En el caso de los chicos, aunque las pruebas son más sencillas, el trago tampoco es fácil. Ellos también tienen que hacerse un análisis de sangre para descartar enfermedades de transmisión sexual como el VIH o la Hepatitis B. Además, tienen que hacer uno o varios seminogramas o espermiogramas. Si en el primero todos los valores salen bien, no se repite. Si algún valor sale alterado, se hace otra prueba pasados tres meses, que es el tiempo que se estima tarda en regenerarse el esperma. La prueba en sí analiza una muestra de semen, obtenida mediante masturbación y después de un período de abstinencia mínimo de entre 3 y 5 días. El tiempo en la recogida de la muestra es muy importante y nunca debe pasar más de media hora desde su extracción hasta su entrega en el laboratorio, porque perdería valor. En ella se valoran parámetros como las características físicas del esperma, densidad seminal, motilidad y morfología.

(este post no tiene ninguna pretensión científica, ya que es un resumen de toda la información que yo fui recopilando antes de hacerme las primeras pruebas)

5 de noviembre de 2012

Ocho largos meses de espera

Publicado por telmonollega 2 comentarios

Cuando fuí plenamente consciente de que no me quedaba embarazada entré como en una especie de estado de 'shock'. Evidentemente, mi subconsciente era capaz de adivinar lo que venía a partir de ese momento y eso era, seguramente, lo que me mantenía paralizada. Me pasé días ensimismada, distraída, envuelta en una fina neblina, fría, húmeda, que me aislaba de todo y de todos. No podía pensar, no podía trabajar, no podía dormir, no era capaz de tomar una decisión. Un estado de aletargamiento que duró poco más de quince días, quince días eternos. A partir de ahí, tomé aire, miré al frente y decidí afrontar definitivamente que empezaba un duro camino, sin trazado definido y sin final determinado. Pero, quería hacerlo y me sentía con fuerzas. Había decidido ser madre y no estaba dispuesta a abandonar mi objetivo así como así. 

Lo primero que te planteas cuando tienes que buscar ayuda médica es ¿dónde acudo? ¿sanidad pública o sanidad privada? Durante semanas estuve dándole vueltas y más vueltas a este tema, sopesando los pros y los contras de ambas opciones y poniendo en una balanza las ventajas y los inconvenientes de decantarme por una de ellas o por las dos al mismo tiempo.

El primer paso fue ir a la Seguridad Social. Mi comunidad autónoma es una de las que tienen una unidad de reproducción, que trata problemas de infertilidad. Tenía ya tenía 35 años y estaba a punto de cumplir los 36, así que no podía pararme a pensar en exceso. Y, desde luego, lo que no me podía imaginar era que iban a tardar la friolera de 8 meses en llamarme para una primera consulta. Ocho largos y tediosos meses, sólo para una primera aproximación al problema.

Cualquier mujer en mi situación se puede imaginar la angustia que pasé en esos ocho meses, siempre acompañados de un hilito de esperanza por si en algún momento la naturaleza obraba un milagro. Pero no fue así, seguí mes a mes recibiendo la visita de mi menstruación, vivaracha y puntual. Cuanto más insistente se hacía su presencia, más decaído estaba mi ánimo.

Entretanto acudí a un centro privado a realizarme una exploración ginecológica completa, que estaba dentro de los parámetros normales. Mientras, seguía esperando tan ansiada cita y aprovechando la espera para informarme de los centros de reproducción asistida que más cerca que quedaban de casa y con mejores referencias. En definitiva, empezar a tirar del hilo de una madeja que tiene cientos y cientos de metros…….

Cuando ya estaba plenamente convencida de ir a un centro privado, apareció Murphy con su Ley. Sí, me llamaron, por fin. Ya estoy dentro del Sistema Público de Salud. Ahora todo será coser y cantar, seguro (qué ingenua).

 

Telmo no llega Copyright © 2011 Design by Ipietoon Blogger Template | web hosting